Menú de navegación
Catedral e iglesias de Echmiatsin y sitio arqueológico de Zvarnotz

Catedral e iglesias de Echmiatsin y sitio arqueológico de Zvarnotz

Armavir (Armenia)

  • Autor: info@viajealpatrimonio.com
  • Fecha de publicación: 13 05, 2017
  • Categoría:

Oficialidad precoz


Tras tres siglos de predicación en secreto, los armenios celebraron que en el año 301 su rey Tiridates fuera iluminado por San Gregorio y se convirtiera en fundador de la iglesia apostólica armenia. Al elevarla a la categoría de religión oficial, Tiridates convirtió a la iglesia armenia en la iglesia nacional más antigua del mundo. 150 años más tarde, una discusión sobre la naturaleza divina y humana de Jesucristo convirtió a los armenios en monofisitas y los separó por siempre del Papado. En Armenia se formó una institución paralela denominada Catholicós. Gestiona la vida espiritual de unos nueve millones de fieles repartidos por todo el mundo, especialmente dispersos tras el genocidio armenio de comienzos del siglo XX. Echmiatsin no es solo una de las capitales históricas de Armenia, sino que su Catedral es el centro espiritual de los armenios. Además de la simbología espiritual y política, la Catedral forma parte de un conjunto de edificios cuya arquitectura influyó notablemente en la región. Lo más visible de ella es una gran cúpula central sobre el plano en cruz.

Catedral de Echmiatsin, sede del Catholicós de la Iglesia armenia

El primer registro de Vagharshapat, nombre alternativo de Echmiatsin, es del siglo VII a.C., pero su crecimiento se aceleró al convertirse en capital del Reino de Armenia bajo la dinastía arsácida. Esto ocurrió en el año 120, un par de siglos antes de que la ciudad adoptara su nuevo nombre por la influencia de su Catedral. Fue el centro cultural y religioso del reino incluso cuando se trasladó la capital política. En ello influyó sobremanera la presencia del Catholicós, que sin embargo se trasladó a Dvin poco después de la caída del reino en el año 428. Desde el siglo X se inició una prolongada época de dominio extranjero en Armenia: árabes, bizantinos, mongoles, persas y finalmente rusos fueron los gobernantes. Durante todo ese largo tiempo los armenios no tuvieron estado, pero sí conservaron su identidad nacional gracias al poder aglutinante de su religión.

Parece que Echmiatsin se formó partiendo de la colina de Shresh, ahora al noreste de la ciudad. Desde aquí, la ciudad se fue expandiendo por una llanura en la que el monte Ararat ha sido siempre una referencia geográfica y espiritual. La Catedral vuelve hoy a ser la sede del Catholicós. Fue fundada en el año 301, lo que la convierte en la más antigua del mundo. Aunque fue construida a partir de ese año para sustituir un templo pagano, la mayor parte de lo que hoy vemos procede de finales del siglo V. La turbulenta historia de Armenia ha hecho que haya sido dañada múltiples veces, pero ha conservado su núcleo central, marcado por una imponente cúpula que lleva en pie desde el 618. Está sostenida por cuatro grandes pilares conectados con arcadas en el exterior. A esta gran cúpula se le añadieron otras cuatro en los extremos y un campanario. Las remodelaciones finalizaron en el siglo XIX. A nivel decorativo son de destacar los relieves del exterior, considerados los más antiguos de un templo cristiano.

Restos de la antigua catedral de Zvarnotz

La iglesia de Hripsime es también del siglo IV, de finales de siglo, y su forma definitiva es del año 618. La principal diferencia es que Hripsime se ha matenido más pura arquitectónicamente. Al llamar menos la atención, apenas ha tenido añadidos. Después del primer milenio solo se añadió el campanario. Hripsime funciona por tanto como el prototipo de la arquitectura armenia. Otra iglesia muy pura en su estilo es la de San Gayane. Sin embargo, se le añadió un pórtico que ha sido utilizado durante mucho tiempo para enterrar a las principales figuras del clero de la iglesia armenia. Destacan los frescos de este pórtico. El último de los grandes proyectos armenios fue la catedral de Zvartnotz, construida en el siglo VII y sede temporal del Catholicós. Fuera un terremoto o una invasión, esta catedral se derrumbó en el siglo X y desde entonces está en ruinas. Las teorías señalan la originalidad de su construcción: circular por fuera y cruciforme por dentro.

Echmiatsin está a solo veinte kilómetros de Ereván, capital y ciudad de entrada en Armenia. Hoy es una ciudad dormitorio de unos 50.000 habitantes y está bien conectada por bus. La Catedral y San Gayane están muy cerca entre sí y a Hripsime aún se puede llegar andando. Para Zvartnotz es recomendable tomar un taxi y contratar un guía, además de visitar el museo interpretativo del sitio. Aunque Echmiatsin se puede visitar en un día sin dormir allí, merece la pena dejarse perder por su mercado o shuka. Allí podremos degustar una kufta, uno de los platos nacionales de Armenia. Se trata de una especie de gran albóndiga hervida de ternera y mantequilla.

Fotos: Areg AmirkhanianDmitry

Deja un comentario