Menú de navegación
Ciudad vieja amurallada de Shibam

Ciudad vieja amurallada de Shibam

Hadramaut (Yemen)

  • Autor: info@viajealpatrimonio.com
  • Fecha de publicación: 11 02, 2016
  • Categoría:

Skyline de rascacielos de adobe


Yemen ha sido y es un país con unas condiciones climáticas extremadamente duras. Estas se recrudecen aún más en el este del país, en la región histórica de Hadhramaut. Allí, el agua cuando llega lo hace en forma de riada, la agricultura requiere de todo el ingenio posible y la población está muy dispersa. Con todos estos ingredientes, sorprende que una vieja ciudad en medio del desierto tenga el honor de ser la primera del mundo en la que el diseño urbano se planificó apostando por la verticalidad. Hablamos de Shibam, donde desde el siglo XVI se yerguen una multitud de edificios residenciales de más de treinta metros de altura. En tiempos medievales hubo ciudades como Bolonia o San Gimignano con skylines basados en multitud de torres civiles, pero estas no se construían para ser habitadas en su totalidad. Además, en Shibam las torres tienen la dificultad añadida de que el adobe es el elemento de construcción principal. La Manhattan del desierto, como se la conoce, es una ciudad visualmente impactante. Por ello es una pena que aún hoy, con el recrudecimiento de la amenaza terrorista, sea casi una desconocida para Occidente.

ciudad-vieja-amurallada-de-shibam

Vista del skyline de Shibam

El nombre de Hadhramaut ya inspira leyenda, pues entre los lugareños se considera que su significado es “la muerte ha llegado”, que refleja la agresividad de sus guerreros. Sin embargo, parece más correcta la etimología que nos habla de “pozo amurallado”. El pozo es sin duda fundamental para una región árida y tribal de agricultura autosuficiente. Los sultanatos de Qu’aiti y Kathiri dominaron la ciudad hasta que los británicos convirtieron el área en parte de su protectorado de Aden. Desde esta ciudad portuaria controlaron el Hadhramaut hasta la independencia de Yemen del sur. Shibam, fundada hace 1.700 años en medio del desierto Ramlat al-Sab’atayn, fue diseñada para ser capital de su región. Sustituyó así a Shabwa, más al oeste, que había sido arrasada por una riada. Centro importante de la ruta de las especias y el incienso, como el típico olíbano de la región, Shibam también tuvo que resistir riadas y ataques. Uno de ellos, protagonizado por la tribu Kinda en el siglo X, destruyó la ciudad, incluidas treinta mezquitas. En 1532-33 tuvo la mayor de sus riadas. Es en ese momento cuando Shibam se rediseñó casi desde cero y la solución elegida fue la que le dio su fama.

El esquema elegido fue una cuadrícula amurallada sobre una loma. Sobre esta muralla parten las más de 500 torres de adobe que promedian cinco pisos, pero llegan a tener hasta ocho. Cada uno tiene una o dos habitaciones y son puramente residenciales. La mayoría fueron construidas en el siglo XVI para facilitar la defensa frente a tribus beduinas, pero por su naturaleza han sido rehabilitadas infinidad de veces con parches de adobe fresco. Los alrededores de la ciudad tienen un sistema de irrigación propio y casi exclusivo que permite la agricultura y producción de este barro. A finales del siglo XIX, el retorno de emigrantes comerciantes de Asia, principalmente Indonesia, salvó a la ciudad de una época de prolongado declive. Sin embargo, la ciudad no está a salvo. El descontrol de las riadas, que tuvieron su punto álgido en el 2008, amenaza las estructuras. El aumento de estas riadas parece que tiene como causa la modernización de la agricultura y el sistema de desagüe. La General Organization for the Preservation of Historic Cities in Yemen fue creada en 1990 y tiene en Shibam uno de los focos principales.

Mezquita del Viernes de Shibam

Mezquita del Viernes de Shibam

No solo hay rascacielos en Shibam. También hay una doble puerta monumental, varios palacios de sultanes y mezquitas. De entre todas ellas destaca la Mezquita del Viernes, que fue construida sobre la base de otra en el año 904. Es el edificio más antiguo de Shibam y, aunque la base tiene parte de adobe cocido, el predominio del adobe fresco ha obligado también a rehabilitarla constantemente. El minarete actual se añadió ya en el siglo XX. También es destacable el castillo, a las afueras de la ciudad. Situado en un alto, ha sido sede del gobierno del Hadhramaut y hogar de sultanes.

Shibam es actualmente una ciudad de 7.000 habitantes muy cerrada al turismo. Los servicios son mínimos y, por no haber, no hay ni restaurantes en la ciudad, al menos tal y como los entendemos en Occidente. En general, el turismo en Yemen está desaconsejado desde la Primavera Árabe, cuando el descontrol gubernamental se elevó. De todos modos, nunca ha sido un destino fácil: el último golpe noticiable que había recibido el turismo en Shibam fue justo antes, en el 2009, cuando cuatro turistas coreanos y su guía murieron. Viajar ahora mismo al Hadhramaut no es posible: la guerra asola esta parte del país. Ahora solo es relevante la conservación de los rascacielos de Shibam, que podrían acabar en el suelo por los muy probables bombardeos aéreos.

Foto: Will De Freitas / Najeeb Musallam

Deja un comentario