Menú de navegación
Conjunto monumental de Pattadakal

Conjunto monumental de Pattadakal

Karnataka (India)

  • Autor: info@viajealpatrimonio.com
  • Fecha de publicación: 30 06, 2017
  • Categoría:

Catálogo de estilos indios


El subcontinente indio vio un proceso de fusión cultural y política entre norte y sur a lo largo del primer milenio de nuestra era. En el sur, una dinastía que tuvo bastante que ver en el proceso fueron los Chalukya, que gobernaron distintos territorios entre el siglo VI y XII. En la llanura de Decán, que ocupa bastante territorio del centro, y el sur del subcontinente, los Chalukya situaron su primera base de operaciones en la región de Karnataka. Allí modernizaron un territorio compuesto por pequeños reinos a través de una nueva administración basada en la legalidad, ejércitos bien organizados con uso habitual de los elefantes, comercio marítimo, hinduismo shivaíta y también nuevos aires tanto en arquitectura como en literatura. En cuanto a lo primero, los Chalukya se esforzaron en fusionar estilos más del norte como el nagara con otros más del sur como el drávida, además de tener múltiples influencias provenientes de sus pueblos conquistados. El resultado final de todos sus progresos arquitectónicos los podemos disfrutar hoy en la ciudad de Pattadakal.

Templo de Virupaksha en Pattadakal

En el 543, el declive de la dinastía Kadamba en el siglo VI dio paso a los Chalukya. Seguramente de origen nativo, Pulakesi I fijó su primera capital en la ciudad de Badami. Su sucesor, Pulakesi II, llevó a los Chalukya a comienzos del VII a su primer cénit. Ocuparon casi todo el territorio del Decán, incluyendo zonas de la dinastía del norte de los poderosos Pallava. Estos se vengaron y llegaron a ocupar la capital de Badami en una batalla en la que presuntamente murió el rey. Tras la ocupación Pallava, de varios años, los Chalukya se recuperaron y tuvieron su etapa constructiva más prolífica. Además, con Vikramaditya II se volvió a aumentar el territorio a costa de los vecinos del sur. Entonces, el territorio se partió en dos. Los Chalukya del este fijaron su capital en Vengi. Los del oeste, con capital en la tradicional Badami, cayeron a manos de la dinastía Rashtrakuta ya en el siglo VIII. Eso sí, volvieron a gobernar un par de siglos después, aunque estos Chalukya tardíos ya tenían poco que ver con los antiguos y su capital estuvo lejos de Badami.

La arquitectura Chalukya tuvo tres fases que se puede seguir bien a través de sus tres principales ciudades. La primera estuvo marcada por los templos en cuevas en la capital Badami. La segunda fue una etapa de exploración de estilos en Aihole y finalmente el cénit ecléctico sucedió en Pattadakal. Aquí se construyeron diez templos. Cuatro de ellos son de estilo drávida y cuatro de estilo nagara. El noveno es el templo de Papanatha y presenta un estilo anterior, el vesara, que mezcla aspectos del drávida y del nagara. El último templo es en realidad un santuario jainista, que a su vez está rodeado de otros pequeños santuarios y pedestales donde los estilos se multiplican e incluyen otros como rekha o prasada. Pattadakal no fue la capital de los Chalukya en sí, salvo un breve periodo de tiempo, pero su función era relevante. Aquí era donde los reyes se coronaban. Cuando los Chalukya fueron sustituidos, la ciudad no declinó y los mismos Rashtrakutas son responsables de varios templos.

Templos de Mallikarjuna y Kashivishwanatha

El más grande y relevante de los templos es el de Virupaksha. Fue construido en el siglo VIII por la mujer de Vikramaditya II con el fin de celebrar las victorias de su marido. En este templo se trajeron las innovaciones arquitectónicas que el rey conoció y admiró del sur de la India. Tiene una triple entrada con porche alargado que da acceso al navaranga columnado, con funciones de vestíbulo. Una puerta lleva al santuario en sí, coronado con una torre de tres pisos. Su plano sirvió de inspiración en las cuevas de Ellora, muy al norte, y su trabajo escultórico es sobresaliente. También dravidianos son los templos de Sangameshvara, más antiguo, o Mallikarjuna. Representantes del nagara son, por ejemplo, Jambulinga o Kadasiddheshvara. En todo Pattadakal se descubrieron pilares con inscripciones en idioma kannada que han servido como fuente a los historiadores.

Pattadakal está entre medias de los otros dos destinos imprescindibles de la zona. Ninguna visita aquí está completa sin acercarse a Badami con sus templos en roca, ni a Aihole y sus 125 templos. En Pattadakal hay una pequeña población, pero es más fácil alojarse en Badami. En todo caso, toda esta zona está lejos del aeropuerto más cercano, el de Bangalore, desde donde nos espera un largo camino por carretera o tren. Es por esto por lo que la presencia de extranjeros es reducida. La mejor época para venir aquí por temperatura y lluvias es entre noviembre y marzo. En febrero en concreto se celebra el festival Chalukya utsava. Son tres días, uno para cada ciudad, de festividades que celebran el pasado Chalukya con cantos, bailes, etc.

Fotos: DineshkannambadiManjunath nikt

Deja un comentario