Menú de navegación
Pueblos históricos de Corea: Hahoe y Yangdong

Pueblos históricos de Corea: Hahoe y Yangdong

Gyeongsang del Norte (Corea del Sur)

  • Autor: info@viajealpatrimonio.com
  • Fecha de publicación: 4 02, 2017
  • Categoría:

Orden y estética


El ascenso al poder de la dinastía Joseon en Corea, en el siglo XIV, trajo como consecuencia un retorno a las tradiciones más ancestrales. En este nuevo contexto, el campo pasó a ser una parte fundamental del nuevo espíritu coreano. En el mundo rural se impuso una forma de gobierno profundamente estratificada con clanes a la cabeza de asentamientos rodeados de montañas, ríos y campos de cultivo. En el suroeste de la península se encuentran dos de los pueblos más representativos de este mundo rural. Hahoe y Yangdong parecen haberse detenido en el tiempo. Su arquitectura basada en la madera entramada para los palacetes y el barro y paja para las casas más modestas contrasta perfectamente con su idílico entorno. Detrás de esta estampa tan pintoresca está la idea confuciana de que, además de alimentar el estómago, la naturaleza tiene que alimentar el espíritu. Las ideas confucianas son el otro vértice de estos pueblos, que abrieron salas de estudio y escuelas para estudiar los recuperados preceptos del filósofo chino.

Pueblo de Hahoe, rodeado de campos de arroz

Hahoe y Yangdong sirven como ejemplos idóneos de la formación y evolución de la cultura Joseon en Corea. Ambos pueblos nacieron en la época de su ascenso al poder y ambos declinaron al final de los cinco siglos de inmovilista gobierno. En el contexto rural, los Joseon otorgaron a los principales poseedores de las tierras los títulos de yangban, algo similar a la nobleza occidental. Estos yangban formaron clanes y enriquecieron pequeños asentamientos agrícolas. Lo hicieron diseñando sus poblados bajo los preceptos del pungsu, el feng shui coreano. En cada pueblo vivían uno o más clanes en un entorno fortificado en torno a sus estructuras de poder, mientras que la gente de estrato inferior se dispersaba en modestas casas. En los siglos XVII y XVIII, estos pueblos, con su entorno, fueron motivo de dicha entre los poetas coreanos, que veían en ellos la materialización de la tradición Joseon. Lo que vemos hoy procede de ulteriores reformas en el siglo XIX, momento en el cual ambos pueblos detienen su evolución. Esto nos permite entender la vida rural Joseon.

Hahoe o la villa del río turbulento es ligeramente anterior al ascenso al poder de los Joseon. Tres fueron los clanes que la crearon: Heo, An y Ryu. Los últimos fueron los más poderosos y los que abrieron salas de estudio más profusamente. Finalmente, en el siglo XVII, los Ryu empujaron fuera del pueblo a los otros dos clanes. Hahoe está dividido en dos partes: el norte Namchon y el sur Pukchon, cada uno con un palacete perteneciente a un clan. Al otro lado del río, si subimos al cerro Byongdae podremos tener una perspectiva idónea del pueblo. Unos cuatro kilómetros fuera de este encontraremos la academia confuciana Byeongsanseowon. El santuario Yongmogak conserva libros históricos como el Jingbirok, que cuenta las invasiones de Japón en el siglo XVI. Hoy, gracias al turismo, Hahoe ha recuperado algo de población tras un siglo de declive.

Casas tradicionales en Yangdong

Unos noventa kilómetros al este, casi en la costa, Yangdong está a orillas del río Hyeongsan y cuenta con 160 casas antiguas. El diseño es más disperso y se dice que desde el aire tiene la forma de una hanja, un carácter coreano. Yangdong era un asentamiento sencillo hasta que una de las hijas del pueblo se casó con un hijo del clan Son. A su vez, la hija de ambos fundó el clan Yi. Ambos clanes expandieron el pueblo desde sus palacetes de Seobaekodang y Mucheomdang, que están algo más elevados que el resto de casas. En Yangdong hay también un par de academias confucianas y el pueblo guarda también un libro relevante: el Tonggamsokpyeon. Yangdong resistió mejor la llegada del siglo XX gracias al paso del tren y la apertura de un templo budista, lo que le ha hecho conservar más población que Hahoe.

No obstante, Hahoe suele ser más visitado por los turistas. En parte es debido a su cercanía de Angdon, ciudad relativamente turística desde la que se puede tomar un bus hasta Hahoe. La otra razón es sin duda el festival byeolsingut talnori. Tradicionalmente se celebraba algunos meses de diciembre y tenía el objetivo de aplacar los ánimos del dios rural Seonangsin, con el fin de que este permitiera buenas cosechas. Ahora hay representaciones habitualmente y los turistas lo celebran por lo pintoresco del tema: se utilizan máscaras y bailes tradicionales. En el museo del pueblo hay once máscaras históricas que demuestran la antigüedad de esta tradición. Intentando huir del aspecto turístico, una buena opción es dormir en alguna pensión del pueblo para acercarse a la vida diaria del pueblo. En cuanto a Yangdong, tiene un punto más auténtico precisamente por atraer a menos gente. El acceso es sencillo desde la ciudad de Pohang, uno de los mayores núcleos industriales de Corea del Sur.

Fotos: IdobiKok Leng Yeo

Deja un comentario