Menú de navegación
Tréveris – Monumentos romanos, catedral de San Pedro e iglesia de Nuestra Señora

Tréveris – Monumentos romanos, catedral de San Pedro e iglesia de Nuestra Señora

Renania-Palatinado (Alemania)

  • Autor: info@viajealpatrimonio.com
  • Fecha de publicación: 18 11, 2016
  • Categoría:

Capital del norte


Gobernar sus territorios al norte de los Alpes no fue una tarea fácil para los romanos. Acosados ocasionalmente por los bárbaros, que finalmente les desplazarían, el gran imperio decidió controlar sus dominios del norte asentándose en una ciudad poderosa: Tréveris. Esta zona de Alemania pegada a Luxemburgo, hogar de los viñedos de Moselle, es hoy una modesta urbe. Sin embargo, en el pasado fue considerada la Roma del norte y llegó a contar con 100.000 habitantes: solo por detrás de la propia Roma. Está considerada la ciudad más antigua de Alemania y no encontraremos un punto al norte de los Alpes que contenga tantos restos de esta civilización. Por si fuera poco, Tréveris fue desde el comienzo un baluarte del cristianismo y aquí residió el primer obispo del norte. Este legado cristiano se puede apreciar en su catedral y la iglesia de Nuestra Señora.

Porta Nigra, principal monumento romano de Tréveris

Porta Nigra, principal monumento romano de Tréveris

A pesar de las leyendas que la identifican con los asirios, Tréveris tiene un claro origen romano. Cuando estos conquistaron el terreno de la tribu belga tréveri en el siglo I, pusieron a la ciudad fundada su nombre: Augusta Treverorum. Fue ganando relevancia como capital de la Galia belga hasta que en el siglo III Constancio Cloro nombró a Treverorum capital de la prefectura gala. Su hijo Constantino I fue una de las figuras más importantes de la historia romana y estuvo muy ligado a la ciudad. De aquí partió para derrotar a Maxentius, un hecho fundamental para la firma del edicto de Milán, que legalizó la libertad de culto en el imperio. Poco tiempo después, el acoso de los godos hizo trasladar la capital a Milán y así Tréveris entró en un declive. Cambió de manos varias veces tras el fin de los romanos, hasta que finalmente se instaló aquí uno de los arzobispados más relevantes del Sacro Imperio Germánico. Desde hace un milenio, su situación entre Francia y Alemania la ha hecho objetivo bélico, sobre todo en los tumultuosos siglos XVII y XVIII.

El diseño fundamental de la ciudad procede del siglo II, cuando se construyeron unas nuevas murallas para dar alojo a la creciente población. De esta época es también el puente romano. Sin embargo, casi todo lo monumental procede de la época de Constantino I, a comienzos del siglo IV. Porta Nigra es su monumento más relevante. Se trata de una original puerta de entrada a la ciudad con aspecto palaciego, única en su diseño. En 1028, el monje Simeón se retiró a sus ruinas, lo que las salvó definitivamente al ser convertidas en una iglesia doble. Napoleón ordenó devolverles su forma original, aunque la coloración de sus paredes se ha mantenido y le da nombre. El otro monumento, en cuanto a originalidad, es el Aula Palatina. Con 33 metros de altura, es el hall más grande de la antigüedad. Era parte de un complejo palaciego construido en época de Constantino, pero solo ha sobrevivido este edificio. Tras ser residencia arzobispal, en el siglo XIX se le devolvió su aspecto original y hoy es sede de una iglesia.

Catedral románica de Tréveris, la más antigua del país

Catedral románica de Tréveris, la más antigua del país

Constantino I también construyo otro par de monumentos, dos basílicas, erigidas para celebrar sus veinte años de gobierno. Con el tiempo se convirtieron en la actual catedral y la iglesia de Nuestra Señora, los dos monumentos medievales más importantes en Tréveris. La catedral es de estilo románico y fue acabada aproximadamente en 1235, lo que la hace una de las más antiguas de Alemania. No obstante, su finalización no impidió que incorporara obras posteriormente. Sus trabajos escultóricos románicos, renacentistas y barrocos son muy apreciables. En cuanto a la iglesia de Nuestra Señora, fue construida también a comienzos del siglo XII. Es la primera muestra de estilo gótico francés fuera de Francia. Además, al ser construida en muy poco tiempo tiene un estilo muy puro. Tiene una forma inusual que imita una flor de doce pétalos.

Superada ya la II Guerra Mundial y recuperada su antigua universidad, Tréveris es hoy una ciudad mediana de 100.000 habitantes. Está muy bien conectada por tren con otras ciudades alemanas, aunque el aeropuerto más cercano es el de Luxemburgo. Si queremos completar la visita romana tendremos que ir al museo Rhineland, con mucho arte de esta época. Un lugar curioso es la Casa-Museo de Karl Marx, donde nació este filósofo. Es ideal ir a Tréveris en Navidad, para disfrutar de su mercado. Sin embargo, si queremos mejor tiempo y disfrutar del festival romano más popular de Alemania tendremos que esperar a agosto. Es entonces cuando se celebra el Brot und Spiele, que recuerda al dicho “pan y circo”. Se pueden ver combates de gladiadores en el anfiteatro y exposiciones en los baños. Además del vino y la cerveza, en Tréveris es famoso el vino de manzana con limonada conocido como Viez.

Fotos: Antonio ZugaldiaBeth

    2 Comentarios

Deja un comentario